ARTICLES

Poesia Viva

Un dia, casi cerca del ocaso

la ojas de otoño cubrian pasos

y la colorida alboreda se pinto de payazo

con miles colores como un ruiseñor

y ese dia me tomo en sus brazos

para decirme adios.

De rabia moria

y desidi desde ese dia

matar en mi toda poesia,

mis letras no escritas perdieron color

hice con sus tintas una sada y un pico

para enterrar mi dolor

Y en una noche en tinieblas

bajo una timida luna llena

cabe nuestra tumba.

La tumba de nuestro amor.

El sepulcro de sus ultimos besos

y con ellos todos mis versos.

Pero hoy a la noticia de su regreso

los desentierros

y con ellos

renace mi poesia de nuevo.

Limpio bailando mi lapida vacia

sacudo de mis pies el polvo del tiempo,

el polvo del desierto que fue mi alma fria

y con flores  de azaares rocio mi cuerpo

que el besaria al terminar el dia.

                                                        Pero jamas regreso.

Hoy camino por un otoño macabro

de llanto y de espanto

de esos donde la reencarnacion de animas

y el celebrar la muerte

parecen coexistir.

Un olor a Flores secas y perdices muertas

se dejan en mi un sentir en mi jardin

y en las noches muero de locura y nostalgia

Y al ver en las calles y plazas

a un fakir pasar

con sus turbantes de hilos

y sedas finas

y sus diamantes y piedras en sus sortijas

o cuando veo amantes besarse y reir

como chiquelos empezando a vivir 

siento que quiero escribir cartillas

llenas de poesias y sonetos

para recordar sus besos

y su forma de reir

aunque entre tanta agonia

quise huir de las letras

y mate en mi la poesia

cosa que una vez le jure que jamas haria

pero asi como el enterro su amo

yo el mio lo sepulte

ignorando los versos

que me pedian gritos volver y renacer.

Ignore entre llanto sus reclamos

y entre cuadernos y librillos baratos

los aprisione

 en limbos de gaveteros y estantes de cedro y cahoba

empolvados

en algun rincon de nuestra vieja alcoba

y amarillos retratos.

Pero el volvio una noche de repente a mis brasos

y todo lo que en mi moria  olvidado

tomo un nuevo un nuevo color

un nuevo matis que hizo llover

versos, hikus, y todo lo hermoso escondido en mi ser

y  mi moribundo cuerpo

y mi moribunda poesia

clamaban de alegria al revivir.

Y en unos minutos perdidos

de siglos muertos

y recuerdos

mal revividos

mi poesia

fertil como un campo de sorzales renacio al fin

en un viaje de misteriosa alegria

donde todo fue luces que se encendian

y apagaron con majica rapidez

y asi mi poesia pudo  renacer ,

cual paloma resucistada.

                      

Tal vez vive aun en mis cuentos largos

                            disfrazada de poemario                                  

o en letras mal compuestas

que guardan aun

una secreta esperanza

de que el amor antiguo vuelva y reviva

viejas añoranzas.

Pero desde desde aquel primer dia

tomaron  un giro al fracaso

las esperanzas mias,

que en mi pecho tejia

con telas de oro y tegidos de sedas

entre bordadas iniciles y vanas letras

que decian AMOR.

Hoy dia camino un nuevo  camino

donde suelo escribir

lo que no se vivir.

Pero hoy aprendi con la sabia poesia

que ya es tiempo  de renacer, crecer

y creer.

Si no sabes amar

jamas entenderas

que es simplemente hermoso 

ver una poesia nacer!

 

Advertisements